LOS DIENTES.

DATOS SOBRE LOS DIENTES.
Los dientes temporales también se conocen como dientes de leche.
Hacia los tres años de edad, un niño suele tener 20 dientes temporales.
El espacio entre los dientes de leche es importante porque permite que haya suficiente espacio para la erupción de los dientes permanentes, que son más grandes.
 Los dientes temporales tienen un esmalte más delgado y un aspecto más blanco (translúcido/casi azulado) que los permanentes.
 Las enfermedades dentales pueden avanzar más rápidamente en los dientes temporales.
 Las superficies de masticación de los dientes posteriores tienen fosas y fisuras.
Al erupcionar, los dientes permanentes tienen bordes ondulados (mamelones), que se van suavizando con el uso y el desgaste normales.
ERUPCIÓN Y MUDA /
EXFOLIACIÓN DE LOS DIENTES.
 El primer diente suele erupcionar entre los 4 y los 15 meses de edad.
Si la erupción del primer diente no ha ocurrido hacia los 18 meses de edad, el niño deberá ser evaluado por un dentista.
 Los bebés prematuros y de bajo peso al nacer pueden tener retrasos en la erupción de los dientes temporales así como defectos en el esmalte, haciéndolos más propensos a las caries.
 La erupción suele ser simétrica (los dientes inferiores por lo general salen antes que los superiores), siguiendo este patrón en el caso de los dientes temporales: incisivos centrales, incisivos laterales, primeros molare, caninos y por último segundos molares. La exfoliación suele seguir un patrón similar.
Una regla nemotécnica que permite recordar la cronología de la erupción de los dientes temporales es la regla   7 + 4.
A los 7 meses de edad, los niños deben tener su primer diente; a los 11 meses (4 meses más tarde), deben tener 4 dientes. A los 15 meses (4 meses más tarde) deben tener 8 dientes; a los 19 meses, deben tener 12 dientes; a los 23 meses, deben tener 16 dientes; y a los 27 meses, deben tener 20 dientes.
La erupción es similar en el caso de los dientes permanentes, comenzando entre los 5 y los 7 años de edad y por lo general finalizando de los 13 a los 14 años de edad. El patrón típico es: incisivos centrales, incisivos laterales, primeros molares, premolares, caninos, segundos molares y por último los terceros molares (muelas del juicio), aunque éstas no siempre se desarrollan o salen.
 Es común ver que los dientes permanentes erupcionan detrás de los dientes incisivos temporales en la mandíbula inferior. Esto suele resolverse por su cuenta sin necesidad de intervención, aunque es recomendable que un profesional dental lo supervise.
 El primer molar permanente erupciona hacia los seis años de edad.
En ocasiones los dientes erupcionan sin seguir la secuencia de erupción “normal”. Esto no es motivo de preocupación.
La muda de dientes (también conocida como exfoliación) suele empezar con los incisivos centrales temporales del maxilar inferior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada